Sobre Nosotros

SolAzul es una realidad que hace del trabajo manual su singularidad y espectacularidad. La infinita variedad de diseños con igual cantidad de posibles combinaciones  de colores son el resultado de la creatividad inagotable de
artesanos pertenecientes a tribus indígenas colombianas que nos permiten ofrecerles bolsos únicos e imposibles de imitar.

El arte de tejer en estas comunidades indigenas se pasa de generación en generación y los diseños de nuestra marca son casi en su totalidad producto del ingenio de nuestros artesanos influenciados por el estilo y combinación de colores europeo sin perder en ningún momento los valores y principios de las comunidades que representan.

Tejer es un símbolo de sabiduría, inteligencia y creatividad, para los miembros de nuestras comunidades pero también es la base que sustenta sus economías: su apoyo ayudará a dignificar la vida en estas sociedades dónde el trabajo del artesano toma valor y permitirá a quienes se dedican con esmero, empeño y amor a crear productos únicos e inimitables seguir siendo fuente de conocimiento para las nuevas generaciones.

Dos importantes comunidades indígenas Colombianas son la fuente creadora de SolAzul: Los Wayuu en La Guajira y Los Arhuacos en La Sierra Nevada de Santa Marta.

 

LOS WAYUU

El pueblo wayuu es una comunidad indígena latinoamericana que puebla el desierto visualmente llamativo de la península colombiana de La Guajira, que limita con Venezuela. La comunidad Wayuu vive en pequeños asentamientos llamados "rancherías" que constan de cinco o seis casas cada uno. Dentro de estas rancherías, el pueblo wayuu puede preservar una forma de vida que se ha transmitido de generación en generación y permanece ilesa de la cultura moderna. Organizados en clanes matrilineales, los niños wayuu llevan el apellido de su madre, lo que convierte a las mujeres wayuu no solo en el centro de la familia sino también en líderes culturales de la comunidad. Uno de los aspectos más significativos de la cultura que practican las mujeres Wayuu es el arte de tejer bolsas Mochilas Wayuu.

 

 

Cada madre wayuu le enseña a su hija a tejer y crochet, manteniendo la tradición tan viva y vibrante como siempre. Para los wayuu, tejer es símbolo de sabiduría, inteligencia y creatividad. A medida que las jóvenes Wayuu alcanzan la mayoría de edad, aprenden a crear bolsos Mochilas Wayuu. Según la leyenda, la tradición proviene de "Wale´kerü", una araña que enseñaba a las mujeres a tejer sus creativos dibujos en las bolsas Wayuu. Cada diseño incorporado en cada bolsa Wayuu es único para el tejedor y cuenta una historia a través de los colores, patrones y formas de la bolsa. Estos patrones ancestrales se denominan "Kanaso'u" y son la máxima expresión de la forma en que los wayuu entienden el hábitat en el que viven.

 

 

La tejedora toma una cuidadosa precisión en su narración, asegurándose de que la mochila sea una fuerte representación de la cultura Wayuu. Las mujeres Wayuu trabajan días completos mientras tejen sus bolsos Wayuu y pueden tardar hasta un mes completo en completar un solo bolso. Hoy en día, los bolsos Wayuu se han convertido en un medio de sustento económico para el pueblo Wayuu, que les permite conservar su forma de vida.

 

 

 

 

La Primera en Riohacha, Colombia es el mercado icónico de las bolsas Wayuu.

 

 

 

EL ARHUACO

La comunidad indígena Arhuaca habita en la vertiente occidental de la Sierra Nevada de Santa Marta, en la región de San Sebastián de Rábago y en las márgenes de los ríos Sevilla, Aracataca y Fundación. Algunos de ellos migraron y se establecieron al oriente de los ríos Donachuí y Templado.

Viven dispersos en sus fincas. Hay alrededor de 3.500 indígenas arhuacos y su lengua pertenece a la familia lingüística chibcha.

 

Desde el punto de vista arhuaco, al pensar en la Sierra Nevada se piensa en la vida. Sus atributos y espacios simbolizan cada órgano y sistema que en sus cuerpos son vitales. Es así como los ríos proporcionan el necesario y vital recurso del agua y representan las venas de su cuerpo, los árboles y sus frutos garantizan el quehacer diario y a su vez representan los montes, las montañas, los hombres, los nevados y los lugares sagrados en donde descansan los espíritus de padres y madres, el subsuelo representa los huesos de la tierra, necesarios para mantener el espíritu del equilibrio.

No existe elemento que se encuentre en el cuerpo que no esté en la tierra.

Las mochilas son tejidas únicamente por mujeres indígenas Arhuacas ya que la elaboración de mochilas es considerado un oficio enteramente femenino, el proceso consiste en obtener la lana de ovejo, seleccionarla, lavarla, secarla, hilarla (hacer un hilo por medio de un huso), corcharla (hacer un hilo doble), y después tejer la mochila unicolor beige natural. Una vez terminada la mochila, se pueden decorar con pedrería y  se recaman con Diseños tradicionales, o dejarlas en su estado natural. Todo el proceso es hecho a mano. El tejido de la mochila toma aproximadamente 3 semanas, y el proceso de pedrería toma aproximadamente 1 semana, usamos pedrería checa.

Para hablar de tejido tenemos que remitirnos a casi todos los momentos de la vida arhuaca. Cada mochila guarda un significado especial. Para la cultura Arhuaca la tutu o mochila, representa el vientre de la mujer, y es uno de los símbolos sagrados, es la materialización de los pensamientos de su creadora, y todas están conectadas con la madre tierra.

 

 

Net Orders Checkout

Item Price Qty Total
Subtotal $0.00
Shipping
Total

Shipping Address

Shipping Methods